ATERRIZA COMO PUEDAS [CINE]


Cuando una película contiene un par de frases como éstas es muy fácil descubrir que nos encontramos con uno de los títulos referentes de la comedia irreverente. La primera frase la dice el director de la torre de control de un aeropuerto: "Elegí un mal día para dejar de esnifar pegamento". Y la segunda es la del piloto de un avión comercial en la cabina de vuelo que se dirige a un niño que la visita:"Dime ¿te gustan las películas de gladiadores?".
Con estos dos referentes podemos decir que la comedia tomaba un nuevo rumbo. El humor chabacano daba sus primeros coletazos a escala mundial. El año 1980 nos dejó el pilar principal sobre el que se edificaba el futuro cine cómico de las siguientes décadas. ATERRIZA COMO PUEDAS fue

y sigue siendo una influencia muy marcada en las distintas direcciones que tomó la comedia a partir de entonces. Una especie de THE BEATLES en el mundo del cine. Son palabras fuertes, lo sé, pero más fuertes serían si hubiera hecho la comparación con THE ROLLING STONES.




Leyendo la Carátula:

En un aeropuerto internacional cualquiera una serie de personajes se suben a un avión. Desde un médico (Leslie Nielsen) con dudosos métodos prácticos, una monja que acompaña a una chica que va a operarse, un suicida con un maletín-bomba, unos gansters jamaicanos y otro sinfín de curiosos esterotipos de los que destaca su protagonista, un expiloto de guerra que mantuvo un romance con la Jefa de azafatas de ese avión. Durante el viaje, veremos cómo el protagonista (Robert Hyams) nos cuenta su pasado llegando a provocar suicidios dentro del avión. Conoceremos la peculiar visión de la vida que tiene el comandante del avión (Robert Graves) y sus obsesiones por las saunas y los hombres semi desnudos. Y descubriremos a su copiloto, el jugador de NBA Kaaren Abdul Jabbar. Hasta que un menú en mal estado, pescado para más señas, hace que casi todo el pasaje y la tripulación caigan enfermos, con el resultado catastrófico de que nuestro protagonista tenga que hacerse con los mandos del aparato, volviendo a surgir en él los miedos y traumas que la guerra le habían marcado. Para ayudar al expiloto, los frenéticos y paranoicos miembros de la torre de control, dirigidos por su alocado director (Lloyd Bridges) se afanaran en complicar si cabe aún más la situación. A partir de ahí, la locura anterior se convierte en desenfreno.


Rebobinando:

La década anterior, los 70, estuvo saturada por la creciente moda del cine de catástrofes, el público había escapado de los cines y la taquilla se resentía. Hollywood dio la respuesta con títulos sobre hundimientos (LA AVENTURA DEL POSEIDON), incendios (EL COLOSO EN LLAMAS) o la más repetida, la serie de películas sobre accidentes aéreos, AEROPUERTO y todas sus secuelas, casi una por año. Otro factor que se unió a la semilla de creación y gesta de ATERRIZA COMO PUEDAS fue la aparición en TV del programa humorístico SATURDAY NIGHT LIVE, clave para entender la comedia americana de los últimos años.


Con sólo estos dos ingredientes los directores y guionistas, JERRY ZUCKER y DAVID ABRAHAMS, formaron un collage de momentos surrealistas, chistes malos, dobles sentidos, bromas zafias, parodias de otras películas y demás lindezas que no dejan títere con cabeza. Vista hoy, el corrosivo humor que emplearon nos parecerá fácil y muy suave, pero en aquel inicio de década, supuso una bofetada a los cánones establecidos de la comedia. JOHN LANDIS también puede presumir de ser una de las influencias de ATERRIZA COMO PUEDAS, pues sus dos títulos anteriores a ésta película fueron cómo sabía fresca, GRANUJAS A TODO RITMO y DESMADRE A LA AMERICANA, ambas con el sello inconfundible del programa SATURDAY NIGHT LIVE. Pero con la diferencia que las películas de LANDIS no tuvieron la repercusión en taquilla que sí tuvo ATERRIZA COMO PUEDAS. De la calidad artística sólo salvaria a GRANUJAS A TODO RITMO, pero esa es otra historia.


La puerta a la incorrección política y los gags soeces se quedaba oficialmente abierta tras el estreno en los cines de la película de los ZUCKER Y ABRAHAMS. Desde el primer minuto los chistes malos, fáciles y de risa bufonesca se suceden en cada plano. No hay muchas frases o diálogos que no lleven algún doble sentido y los continuos flashbacks del protagonista nos hacen trasladar a parodias de otros títulos, incluso se marcan una escena con baile incluido de FIEBRE DEL SÁBADO NOCHE.
Se gestaba en el mundo del cine la semilla para la incorrección política. Bienvenidos al mundo de los herederos de los Hermanos Marx, con todas mis disculpas hacia ellos por relacionar nos con ZUCKER Y ABRAHAMS.



Ante todo decir y transmitir que ATERRIZA COMO PUEDAS no es la obra cumbre de la gran comedia, ni siquiera de la comedia a secas. No es ni de lejos una obra redonda, ni sus gags o chistes están acabados con genialidad o sus situaciones se desenlazan con maestría. Sinceramente, no puedo catalogar esta película en el mismo nivel de CON FALDAS Y A LO LOCO, SER O NO SER, EL GUATEQUE o UNA NOCHE EN LA ÓPERA. Ni el mismo nivel ni en el mismo universo.
Pero lo que es innegable es que al igual que los títulos antes mencionados, ATERRIZA COMO PUEDAS tiene un aura y un magnetismo que te hace volver a verla, aún sabiendo cada chiste y escena que está por venir. Eso la hace grande, el recuperar la sonrisa en cada visionado. Tiene el dudoso honor de haber creado un subgénero, el de las películas "como puedas", conocidas en nuestro país con esta terminación aquellos filmes que son chabacanos, burdos y de risa fácil. AGÁRRALO COMO PUEDAS y sus secuelas son el ejemplo más claro. Hubo otras entre los 90 y primera década de 2000 como MAFIA:ESTAFA COMO PUEDAS o ESPÍA COMO PUEDAS. Pero la factoría ZUCKER y ABRAHAMS nos dio otros ejemplos con mucho más tirón en taquilla, no artístico, eso nunca. HOT SHOTS y sobre todo la locura TOP SECRET.


Resumiendo, gracias, o todo lo contrario, a ATERRIZA COMO PUEDAS, el cine abrió sus puertas a un nuevo modo de contar una historia, aunque no era novedoso pues en definitiva no hacían otra cosa que imitar el cine mudo con sus golpes, escenas absurdas y locura colectiva de las películas de KEATON, LLOYD o incluso CHAPLIN. El splastick o cine de golpes y risas de los primeros años del cine es la semilla real de ATERRIZA COMO PUEDAS.

ZUCKER-ABRAHAMS

Este tandem de directores, que también hacían las veces de guionistas o algo parecido, triunfaron en los años 80 con películas como la aquí mencionada, su segunda parte y otras que tuvieron mayor o menor impacto en taquilla.



Artísticamente no puedo catalogar ninguna de ellas como buena película, incluso alguna ni siquiera podría considerar como película, sino más bien un cúmulo de gags sin sentido argumental aparente. En lo relativo al éxito en taquilla todos sus proyectos fueron realizados gracias al pelotazo que dieron con ATERRIZA COMO PUEDAS, así pues tuvimos la "fortuna" de poder disfrutar de poder ATERRIZA COMO PUEDAS 2, TOP SECRET, HOT SHOTS. Pero hubo un caso especial y casi de estudio, pues uno de los tres pareció mostrar inquietudes cinéfilas y rodó unos años más adelante un título que auno éxito de taquilla y reconocimiento de crítica. Fue JERRY ZUCKER con GHOST que logró incluso ganar el Oscar a Mejor Actriz Secundaria con Whoopy Goldberg, otra actriz cómica que pasó por el SATURDAY NIGHT LIVE. Otra vez volvemos a encontrar conexiones.



ROBERT HYAMS

Se puede decir sin ningún temor que en esta película y su secuela, Robert Hyams, alcanzó su cenit interpretativa. No es mucho, claro, pero además obtuvo popularidad ya que consiguió protagonizar la serie de TV STARMAN, basada en la película de JOHN CARPENTER. Lo demás, tanto antes como después, fueron muchos telefilmes que no pasaron a mayor gloria.



LESLIE NIELSEN

O como casi todos los aficionados le conocen, el del pelo blanco. El mayor logro que Nielsen obtuvo antes de esta película fue ser protagonista en PLANETA PROHIBIDO y participar en el casting de BEN -HUR aunque claro está que no le eligieron. Participó en numerosos westerns de serie B, teleseries y realizó algún secundario en títulos de cine de acción menor. El pelotazo lo dio con esta película que le benefició para que unos años después obtuviera el protagonista principal de la trilogía AGÁRRALO COMO PUEDAS y convirtiéndose en icono del humor y la comedia absurda. Su afición por las bromas que tengan que ver con pedos, suyos o ajenos, es legendaria. En EEUU se llegó a convertir en una especie de totem, como si de un TONY LEBLANC se tratase.

Valoración: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.