EL IMPERIO CONTRAATACA [CINE]

El cine y su modo de entender como espectáculo de evasión había cambiado en 1977. La persona responsable de tal cambio fue George Lucas. Con una película, su tercera como director, lo que se entiende como entretenimiento de masas lo aglutino en dos horas de pura evasión cinematográfica. Tal prodigio de imaginación se llamó 'La guerra de las galaxias'. El cine desde entonces no sería lo mismo. Había nacido el fenómeno Blockbuster, la película del verano o como otros llaman a este movimiento, el fenómeno fans. El mérito de Lucas radicó en intentar poner su visión en un proyecto en el que creía a ciegas y gracias al apoyo del productor del estudio, Alan Ladd jr, el mundo descubrió una palabra: merchandising. La obtención de beneficios derivados de la imagen o conceptos de una película nunca se había dado en la historia del cine. Lucas fue la comidilla y objeto de burlas cuando consiguió reducir su sueldo como guionista y director a cambio del control total de los beneficios futuros que consiguiera con la película. Tras el estreno, nadie volvió a reírse. Miles de millones de dólares desde entonces han ido ingresando en la cuenta bancaria de Lucas.



Leyendo la  Carátula:


Huyendo del malvado Imperio Galáctico, los rebeldes abandonan su nueva base en el mundo helado de Hoth. La Princesa Leia, Han Solo, Chewbacca y el droide C-3PO  escapan en el Halcón Milenario, pero son perseguidos por Darth Vader. Mientras tanto, Luke Skywalker y el droide R2-D2 siguen el consejo de Obi-Wan Kenobi para recibir entrenamiento Jedi del Maestro Yoda en el pantanoso mundo de Dagobah. 


                         

Rebobinando:

El hecho de controlar las película en ese sentido logro que un imperio, y no galactico precisamente, se creara alrededor de LUCAS. Figuras, juegos, camisetas, tazas o cualquier objeto impensable que llevara impreso el logotipo de LucasFilm era sinónimo de ese imperio. La película se convirtió en la más taquillera de la historia, recibió 6 Oscars y estuvo en pantalla más de un año. Fue un éxito sin precedentes que aupo a LUCAS al mismo estatus que hoy se tiene por DISNEY. Gracias a una película de ciencia-ficción un hombre controlaba todos los aspectos de sus futuras películas: reparto, presupuesto, distribución, montaje y merchandising. Se convirtió en el ORSON WELLES del fin de milenio cinematográfico.

                       

Los posteriores proyectos en los que estuviera vinculado el apellido LUCAS significaban espectáculo. Gracias al entramado que se formó relacionado con LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, Industria Light and Magic dedicada a los efectos especiales o el Skywalker Ranch para desarrollar efectos sonoros, LUCAS promovió numerosas películas. Pero porque todo el mundo esperaba era una continuación a la historia contada LA GUERRA DE LAS GALAXIAS. No hubo que esperar demasiado pues en 1980 los millones de seguidores de la película tendrían su recompensa. Y de qué manera.

La película había terminado con un final abierto, pues el personaje antagonico y villano no había sido eliminado, tal vez derrotado, pero salió con vida. Un detalle que los fervientes y nuevos seguidores de lo que se convertiría más tarde en una saga se percataron. EL IMPERIO CONTRAATACA significaría para todos los amantes del cine que algo nuevo y trepidante se fraguaba en la Meca de los Sueños. El cine se embarcaria en uno de los viajes cinematográficos más apasionantes de su historiaEl espectáculo visual que destila cada secuencia de EL IMPERIO CONTRAATACA nos hace vibrar desde el inicio. Las miticas secuencias de apertura de las películas de esta saga nos hacen agrandar los ojos en cuanto vemos como los rótulos comienzan a deslizarse ante nosotros mientras la poderosa y envolvente música de JOHN WILLIAMS nos acelera el pulso. Los millones de seguidores que aman estas películas de épica espacial nunca lo confesaran abiertamente, pero el secreto más guardado entre ellos es que esta segunda parte de la primera trilogia (aunque también es una segunda trilogia si lo vemos cronológicamente, algo lioso, lo sé) es la mejor película de toda la saga.

Los motivos pueden ser varios y de diferentes puntos de vista dependiendo de quien opine. Es la mejor por el hecho de que los personajes estén muy bien definidos y no sean meras caricaturas o arquetipos. Se indaga en aspectos complejos de las relaciones entre los personajes, lo que eran trazas en la anterior película en ésta queda definido impecablemente. Los lazos de amistad, amor, lealtades y traiciones así como un completo ambiente de ensoñamiento durante todo el film, hacen que EL IMPERIO CONTRAATACA se convierta en el capítulo más maduro y complejo de toda la saga. Las repercusiones que la trama desvela y que dejan en ciertos momentos perplejo al espectador tienen su cumbre en las secuencias finales, donde la película deja para la posteridad una de las escenas más famosas en el cine.

Otros valoran esta película por suponer un reto tan difícil de realizar tras el enorme éxito de la anterior entrega, que sólo se puede elogiar el modo de resolver la trama, la dirección que toda la historia toma. Si la primera parte era pura épica y aventura, en ésta el verdadero drama se cruza con la acción, el argumento tiene el peso específico para transformar una película de ciencia ficción en una película de personajes. El éxito radica en dar el valor que se le dio a un magnífico guión lleno de excelentes secuencias, escenas muy bien resueltas y diálogos vivos y de genial factura. Es obvio si tenemos en cuenta que tras el guión se hallaba Lawrence Kasdan, un magnífico guionista y más tarde director. A él le debemos que alguien se atrevería a realizar una versión de PERDICIÓN de Billy Wilder, la llevara a nuestros tiempos y la perfumara con el manto del cine negro en una estupenda adaptación que se llamó FUEGO EN EL CUERPO. Otros guiones suyos son EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA, SILVERADO, REENCUENTRO o GRAND CANYON. El sello de Kasdan se nota al ser un director y guionista de personajes más que de acciones. Por ello el otro factor de la película también resultaría decisivo.

                       

La dirección corrió a cargo de IRVIN KESHNER, un director no muy en alza en esos años pero con experiencia en dirección de actores, un motivo que la primera parte adolecia por su ausencia. Su filmografia anterior cabe destacar EL OJO DE LA AGUJA, drama de espías en la II Guerra Mundial, y el hecho de que no fuera el director GEORGE LUCAS obedece a que se dedicó a las tareas de productor ejecutivo, controlando cada aspecto del film, desde su creación hasta su distribución. Lucas se convertía en el nuevo DAVID O'SELZNICK de Hollywood. Pero quizás a que delegó en otro la dirección la saga tuvo un impulso que nadie
esperaba. Las secuencias de efectos especiales y acción jalonan la película pero los momentos intensos de drama, de intimidad y exploración de personajes, revalorizan a EL IMPERIO CONTRAATACA como una película muy superior a la media.

                         

Los actores, dentro de lo que cabe, hacen lo que pueden. En una vasta producción como ésta es de esperar grandes interpretaciones, pero nada más lejos de la realidad. El unirverso de esta saga es tan enorme que engulle cualquier atisbo de genialidad interpretativa. Es más, se anula. Y aunque pudiera ser un motivo negativo es todo lo contrario. Los personajes, la historia y cómo se desarrollan tanto unos como otros, hacen que el espectador no vea a los actores, sólo los personajes tienen vida dentro de la historia. Al decir esta afirmacion, uno podría pensar que la actuación de los actores es soberbia pues no distrae al espectador. Difícil, pues Mark Hammill no era, ni fue, un prodigio de la interpretación.

                        

Su papel es tan básico, es el héroe, que todo matiz o sutileza de emociones pasa desapercibida. Carrie Fisher, la princesa Leia, tiene un mayor bagaje como actriz y defiende bien el dualismo que siente por los personajes de Luke y Han. En cuanto a Harrison Ford por aquel entonces el aura de estrella se cernia sobre él con más fuerza que la valoracion como gran actor, que lo es, y tuvo que pasar varios años para que los papeles con fuerza interpretativa le llegasen.

                        

Por tanto, los factores dirección y guión se reflejan en varias escenas. Por orden cronológico la primera que llama la atención es el pasaje donde Luke se enfrenta a sus miedos en el planeta donde aprende a ser Jedi junto Yoda, mostrándonos la mente del joven en un combate soñado contra Vader, descubriendo que tras la máscara se haya el rostro del propio Luke. Otra escena es cuando a Han Solo lo van a encerrar en una cámara de criogenizacion, y justo antes de eso la princesa Leía le dice: "Te amo". A lo que Han Solo con su habitual tono desafiante y canalla contesta: "Lo sé", resumiendo quizás su compleja personalidad con dos palabras que nadie espera, demostrando una arrogancia, superioridad y seguridad en sí mismo ante el hecho de que puede morir en ese instante, que deja al espectador con la boca abierta mientras la música de John Williams inicia un crescendo. La última escena que resume lo anteriormente expuesto es en el combate final de Vader contra Luke en Bespin donde se desvela en una sola frase el destino de toda la saga y la esencia misma de todos los personajes.
                          

Darth Vader le dice a un derrotado Luke lo siguiente cuando éste le acusa de haber matado a su padre (ATENCIÓN SPOILER) :"No. Yo soy tu padre". En ese momento todos los espectadores de la sala de cine debieron quedar mudos y asombrados. El cine había creado un mito.
El espectáculo que ofrece EL IMPERIO CONTRAATACA es innegable y su capacidad de seduccion y atracción es continua. No hay un momento de tregua en todo el metraje y la sucesión de acontecimientos no te deja apartar la vista de la pantalla. El cómo transcurre la historia y la incorporación de nuevos personajes a la trama, como los inolvidables Yoda y Bobba Fett, hacen de esta película el claro ejemplo que rompe la norma sagrada no escrita de que segundas partes nunca fueron buenas. EL IMPERIO CONTRAATACA es la prueba de que sí pueden ser buenas, incluso mejores que sus antecesoras. Hay otras tres que meto en este saco imaginario de grandes segundas partes: LA NOVIA DE FRANKENSTEIN, EL PADRINO II y ALIENS EL REGRESO. Son a mi juicio, sí es que aún me queda entre tanta pasión cinéfila, las mejores segundas partes que se han rodado.

                        

EL IMPERIO CONTRAATACA tenía la difícil prueba de no defraudar a millones de seguidores de este nuevo credo inventado por George Lucas llamado STAR WARS, y no sólo consiguió entusiasmar a todos ellos, público y crítica también, sino que ademas puso el listón tan alto que la tercera parte de la saga, EL RETORNO DEL JEDI, fue prácticamente una decepción para todos.
Fue la constatación de que Lucas se había convertido en un mercader, en un hombre de negocios y puro marketing, pues con esta tercera parte sólo pensaba en recaudar dinero a toda costa, menospreciando la historia, la trama y los personajes, llevandolos a escenas ridículas, infantiles y destinadas a dejar una empalagosa sensación de buenas intenciones. Pero esa es otra historia.

                         

Para terminar con los motivos para ver EL IMPERIO CONTRAATACA, dejaros en la mente una última escena, la escena final de la película. Con Luke y la princesa Leia abrazados frente a un gran ventanal de una nave, mientras sus androides, C3PO y R2D2, les acompañan. La cámara se aleja con este cuadro hacia afuera, hacía el espacio, poco a poco. Mientras ellos miran hacia el vacío de las estrellas, vemos como la armada rebelde se reagrupa. En el pensamiento de ambos personajes queda la duda de sus pérdidas, el amor de ella por Han Solo, que ha sido congelado y vendido; y el revelado secreto de Darth Vader a Luke confesandole ser su padre. Todas estas historias sin final quedan suspendidas en el espacio infinito, mientras tanto la cámara sigue alejándose más y más del ventanal por el que miran nuestros protagonistas. La música, casi en un adagio prodigioso, sube hasta que la fanfarria se funde con los títulos de crédito finales. Apoteosico.

                             

Cotilleos de Videoclub:
  • La película más taquillera de 1980.
  • Paul Verhoeven, 'Robocop', fue seleccionado para dirigirla.
  • Los AT-AT (naves caminantes en la nieve) fueron inspirados por las máquinas para caminar de HG Wells en "La guerra de los mundos" y su aparición se basó en las grúas de pórtico que se utilizan en la mayoría de los puertos de embarque en los EE.UU. Se estudiaron los patrones de caminar de los elefantes para hacer los movimientos parecen lo más realista posible.
  • Tener a Han Solo congelado en carbonita era (al menos en parte) por el hecho de que no estaban seguros de que Harrison Ford podría regresar para una tercera película. Cuando el original de 'La guerra de las galaxias' se hizo (1977) Carrie Fisher y Mark Hamill  firmaron un acuerdo para tres películas, pero Harrison Ford se negó. Ford incluso pidió a George Lucas matar a Solo, ya que el personaje había desempeñado su papel, pero Lucas no accedió, diciendo que aún tenía una parte heroica por ver de Han Solo en El retorno del Jedi (1983).
  • Fue el rodaje de la saga más largo, 170 días.
  • Billy Dee Williams (Lando Carrisian) fue seleccionado como Han Solo en 'La guerra de las galaxias'.
Valoración: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.