LAS CAZAFANTASMAS: LA CONTINUACIÓN MÁS DESCABELLADA [AVANCE]

El cine ha sido y siempre será un fiel reflejo de la sociedad en la que convive. Es por ello poco sorprendente que la terrible falta de ideas que predomina en Hollywood (y lo que no es Hollywood) acapare noticias, rodajes y proyectos. Vivimos en una época en lo que lo sencillo es copiar, apoderarse de las ideas de otros, reconvertirlas a nuestro gusto y ofrecer éstas a los demás como propias. No podemos escandalizarnos de esta sequía de originalidad cuando nosotros mismos cada día (y nos incluimos en la crítica) somos culpables de la carencia alarmante de originalidad. Somos cómplices y víctimas de lo que vemos en el cine o la televisión. Un flujo constante que se retro-alimenta con nuestro consumo y demanda. El último ejemplo, por destacar uno, se trata de 'Los Cazafantasmas' que está oficialmente en marcha  y estará protagonizada por mujeres en un reboot, que no secuela, de la clásica...


...comedia estrenada en 1984. Este anuncio lo ha hecho Paul Feig ('Cuerpos especiales', 'La boda de mi mejor amiga'), quien ha confirmado en su cuenta de Twitter lo que era un secreto a voces: Escribirá y dirigirá la película, pero no estará solo. Katie Dippold, que trabajó con Feig en el guión de 'Cuerpos especiales', le acompañará en ambas labores.


Una comedia protagonizada por 'hilarantes mujeres' según ha dicho el propio Feig, cuya trama no sería una secuela de las dos películas clásicas, sino un reboot rodado en Nueva York con posibilidades de ver a los antiguos protagonistas en algún cameo. No estamos en contra de que se materialice ningún tipo de film por estar protagonizado por mujeres (¡¡Dios nos libre de ser un Arias Cañete en cuanto a afirmaciones!!) pero la impronta que tenemos todos en mente de los originales Cazafantasmas es muy difícil de olvidar y menos cuando estamos siendo testigos de los más sangrientos y descarnados reboots que se gestan en estos tiempos. Tras los descerebrados intentos con 'Conan el bárbaro', 'La profecia', 'Posesión infernal', 'Robocop' o las lamentables 'Viernes 13', 'La matanza en Texas' y 'El asombro Spierman' por citar algunos reboots, queda patente que el atropello entre los guionistas es de proporciones astronómicas. Ya no hay problema en que no hayan transcurrido décadas (como en el caso de Spiderman o la futura 'Parque jurásico').


El robo, pues otra forma de llamarlo nos parece benévola, de ideas es cada vez más preocupante. Es tal la expansión de este virus que incluso la televisión, ese pequeño reducto que desde hace una década o más, era el cubil de los guionistas originales, está siendo invadido por las hordas de ladrones de ideas. Con la excusa de la renovación de mitos, a la TV está llegando una buena suma de re-lanzamientos como 'El gran héroe americano' o la mítica 'Twin Peaks'. Aparte de la adaptación de films en series como 'Big', 'Almas de metal' o la saga de los 'X-Men'. Nada parece quedar del alcance de los ladrones de ideas.


Si hace meses poníamos el grito en el cielo al enterarnos  de la secuela de 'Los Goonies', ahora esta idea nos parece algo menos descabellada. Primero por que la integrarán todos los actores originales (salvo John Matuszak, Sloth, que falleció) y bajo la batuta de Richard Donner de nuevo. Y segundo por el hecho de que ya puestos a rendir un homenaje que sean sus creadores. Tema aparte sería la locura en la que se ve inmersa Ridley Scott en su empeño de continuar con 'Blade Runner'. Pero sin duda la amenaza más inquietante es el remake que está en fase de pre-producción de 'Ben-Hur'.


¿Qué diablos pasa en Hollywood? De cada 10 films que se ruedan, 8 nos suenan a repetitivos y los otros dos son pequeñas variaciones de películas anteriores. Quizás seamos demasiado exagerados pero la forma en que consumimos estos productos sin vacilar no tiene visos de parar. La excusa de renovar viejos films para las nuevas generaciones está resultando ser un desfile de películas, secuelas y reboots de baja calidad y con el único fin de hacer caja. No importa si la sociedad, los gustos, la forma de ver cine ha cambiado. No podemos comparar al espectador que se quedó maravillado en 1959 cuando se estrenó 'Ben-Hur' al que hoy en día exigiría que la carrera de cuádrigas fuera en 3D y con caballos digitalizados. Del mismo modo que el adolescente que se fascinó en la butaca viendo las aventuras de 'Los Goonies' en 1985, no sería el mismo joven de hoy que no admitiría un Sloth con maquillaje de goma-espuma.

Es cierto, los tiempos han cambiado. ¿Y las ideas en Hollywood? Ésas parece que sólo han cambiado...pero de manos. Que tengamos como guionistas referentes a Damon Lindeloff dice poco, muy poco, del estado actual del cine. Hay que escarbar mucho para juntar un puñado de buenos guionistas (los Coen, Allen, Nolan...) que no se hayan enfermado de esta moda de resucitar ideas ajenas.  

En el caso de 'Los cazafantasmas' parece que, finalmente, las plegarias de Bill Murray han sido escuchadas. Recordemos que el veterano actor sugirió una secuela protagonizada por mujeres e, incluso, llegó a dar los nombres de las posibles intérpretes protagonistas: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Linda Cardellini, y Emma Stone. Eso sí, el actor se ha auto descartado de cualquier relación con el film de Feig.


Dan Aykroyd, protagonista de las dos primeras partes, ha sido el encargado de dar forma al proyecto, que en un principio estaba pensado como un secuela en la que regresaría junto a Sigourney Weaver , ambos en sus papeles de Raymond y Dana. Finalmente, parece que veremos un relanzamiento de la saga, con un reparto totalmente nuevo y cameos de sus antiguos protagonistas. Harold Ramis, Igon en las dos clásicas películas, falleció el pasado mes de febrero. De Rick Moranis nada se sabe.

Es decir, que lo en principio pudiera tomarse como un proyecto casi de homenaje hacia el film de 1984 y sobre todo hacia Harold Ramis, se ha convertido en una nueva caja registradora. Nefasto como siempre, Hollywood demuestra que nada nuevo hay bajo el Sol. Todo se puede manosear, manipular y re-vender bajo el título de adaptación al nuevo público. Los temores de nuevos reboots como 'Regreso al futuro' o 'Los gremlins' sólo hace que vayamos pensando en aislarnos (y en estos días que vivimos más) de la esperanza en recuperar un cine de calidad, original y con buenas historias. Como decía el subtítulo de 'Los cazafantasmas'..."Who ya gonna call?" la respuesta sería...a Billy Wilder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.