NO ME LLAMES ARNOLD...LLÁMAME CHUACHE [ESPECIALES]
























Falta poco para que Arnold Schwarzenegger (Chuache para todos...) estrene dos nuevos films. Uno, 'Maggie', será un drama con tintes macabros, pues el actor austriaco ha decidido plasmar su grano de arena en el género de zombies con esta historia sobre un padre que debe asimilar que su hija pequeña se ha convertido en un caminante. La otra es por supuesto la esperada 'Terminator: Génesis', el regreso de Chuache a su franquicia estrella. Han pasado más de 10 años desde que el actor se enfundó el traje de cuero y las gafas oscuras en la decepcionante 'Terminator 3' y tras la floja 'Terminator salvation' los productores han tomado las riendas y devuelven al público su figura estrella. La historia contará con dos líneas temporales, el futuro donde John Connor (Jason Clarke) deberá enfrentarse de nuevo a un complot de Skynet y el pasado, donde veremos el origen de cómo se creó la figura del Terminator. Veremos también el regreso de dos personajes fundamentales, Kyle Reese (Jai Courtney) y Sarah Connor (Emilia Clarke). Un reparto a priori atractivo para remontar la saga creada por James Cameron y Gale Anne Hurd, que nada tienen que ver en este proyecto. Dirigida por Alan Taylor ('Juego de tronos','Thor: el mundo oscuro'). A expensas de estos dos films, Chuache también...


...tiene en la recámara otro esperado retorno, 'Legend of Conan' donde dará vida por tercera vez al personaje que le dio fama y popularidad. Por otro lado volverá a juntarse con Danny DeVito en 'Triplets', la secuela de 'Los gemelos golpean dos veces', dirigida también por Ivan Reitman ('Los cazafantasmas'), salvo que en esta ocasión los "gemelos" serán trillizos pues se une Eddie Murphy a la función. Parece que Chuache quiere recuperar el tiempo perdido durante su mandato como gobernador (2003-2011), periodo en el que dejó el cine salvo pequeñas apariciones en 'Mercenarios' y 'La vuelta al mundo en 80 días'.




Volvió "oficialmente" a los platós de rodaje con 'Mercenarios 2' (2012) y ya en plan estrella con 'El último desafío' (2013) o 'Plan de escape' (2013). Su último estreno como protagonista fue con la curiosa 'Sabotaje' (2014). Pero lo que queremos destacar en este especial sobre Chuache fueron sus mejores años, aquellos films que le situaron en la cima de la fama y la taquilla. Ya antes de dejar el cine por la política, sus films y empuje en taquilla habían caído tanto en calidad como en interés ('Daño colateral', 'El 6º día', 'El fin de los días'). Salvo contadas excepciones ('Desafío total', 'True lies' o 'El último gran héroe') en los noventa Chuache fue perdiendo fuelle tras su espectacular 'Terminator 2'. Los años iban pasando de forma dura y salvaje por su cuerpo y ya no podía lucir palmito como antaño. Ley de vida, pero además de este handicap sus papeles fueron en detrimento de su popularidad. Títulos como 'Junior', 'Un padre en apuros', 'Batman y Robin' o 'Eraser' fueron cavando la tumba de su estrellato poco a poco.

Pero no vamos a dejar que estos malos momentos nos hagan olvidar o echar por tierra a uno de los iconos del cine más populares. Estrella del cine de acción, héroe mediático y todo un referente en el trono de los personajes del cine de género. Codo con codo se fue peleando en los 80's con su "enemigo" en las taquillas, Sylvester Stallone. Años de lucha encarnizada en el que los fans se repartían entre uno u otro. Era como confesar si la tortilla de patata te gustaba con cebolla o sin ella. Unos eran de Sly por sus memorables héroes de pantalla como Rocky o Rambo. Curioso que al pasar los años haya sido Stallone el que abra la puerta de nuevo a Chuache para volver al público. Los otros (en los que nos encontramos, no lo vamos a negar) preferíamos el rudo y pétreo rostro de Chuache. Sus inmortales iconos como Conan o Terminator nos dieron la base para idolatrar al Mister Universo más famoso de Austria. Pero hagamos un poco de memoria y rescatemos del videoclub los títulos más destacados y populares de nuestro gran Chuache.


Sin hurgar mucho en la herida de sus inicios, diremos que fueron más bien discretos. Su 'Hércules en Nueva York' (1969) o 'Stay hungry' (1976) eran meros vehículos para que luciera y destacara su musculatura sin ningún pudor. Todavía utilizaba el inglés como arma de destrucción auditiva y tras su paso por varias series de TV ('Las calles de San Francisco', 'The San Pedro Beach Bums') y un biopic para TV sobre la vida de Jayne Mansfield, recaló en dos comedias a cuál más disparatada: 'Tonto el último' y 'Cactus Jack' ambas en 1979. La segunda es la más bochornosa en todos los sentidos. Primero por que era un western teñido de comedia absurda, segundo por que a Chuache le quedaba el traje de cowboy como una patada y tercero por que nos daba mucha pena que un actor como Kirk Douglas se involucrara en ese proyecto. Pero vamos a la chicha, al meollo de su carrera. Sus gloriosos años 80s y principios de los 90s. Luzcamos moya y pecho palomo¡¡¡



  • CONAN EL BÁRBARO: (1982) sin duda un personaje hecho a su medida. Su dificultad con el inglés no fue obstáculo para que el productor Dino de Laurentis y el director John Milius contaran con él como el salvaje cimmerio creado por Robert E. Howard. Tosco, violento y rudo, Chuache demostró que encajaba como un guante en esta primera historia sobre el origen de Conan. Esclavo (gloriosa la escena de la rueda donde vemos como Jorge Sanz se convierte en Chauche), gladiador y luego ladrón. Los primeros pasos del héroe de la Era Hyboria donde se enfrentaba al malvado Thulsa Doom (James Earl Jones). Una magistral película de espada y brujería aderezada por una fantástica música de Basil Poledouris con guión del propio Milius y Oliver Stone. Una gozada de aventura que puso en órbita a Chuache. (8/10) 

  • CONAN EL DESTRUCTOR: (1984) a partir de esta película Chuache fue encadenando dos films por año. Tirando del éxito de su primera incursión, el actor volvió a enfundar el tapa-rabos para decepcionar a todos en esta demasiado infantil secuela. Llena de cartón piedra y demasiadas lagunas en el guión fue un rotundo fracaso. Ni la escultural Grace Jones dio lustre a esta descafeinada continuación dirigida por un buen director antaño como Richard Fleischer. (4/10)


  • TERMINATOR: (1984) James Cameron antes de entrevistarse con Chuache dijo a sus colaboradores que tenía una reunión con Conan el Bárbaro. La sorpresa fue mayúscula cuando el austriaco demostró que era el candidato perfecto para retratar al despiadado cyborg enviado desde el futuro para acabar con Sarah Connor, teniendo en cuenta que otros actores pensados para el papel eran O.J. Simpson, Edward James Olmos o Louis Gossett Jr. La producción era humilde. Se tilda a 'Terminator' como la película de serie-B más cara (teniendo en cuenta cuando se rodó). Con sólo 17 frases en la película, Chuache infundió miedo, pavor y una sensación de irrefrenable máquina de matar. Para la historia su "Volveré". (8/10)

  • EL GUERRERO ROJO: (1985) no contento con los penosos resultados de 'Conan el destructor', Chuache volvió a irse de aventura con espadas en este supuesto spin off de otro personaje creado por Robert E. Howard. Del mundo de Conan nos llegaba Red Sonja, la letal guerrera pelirroja interpretada por la exuberante Briggite Nielsen, muy en boga esos años por sus papeles en 'Cobra', 'Rocky IV' o 'Superdetective en Hollywood 2'. Nada destacable en esta fallida producción dirigida de nuevo por Richard Fleischer donde Chuache interpretaba a Kalidor, un guerrero que acompaña y junta cebolleta a Red Sonja. (4/10)

  • COMMANDO: (1985) dispuesto a afianzarse en la taquilla y destacar sus dotes como héroe de acción ('Rambo: acorralado 2' estaba arrasando) Chuache es John Matrix, un ex-Black-Ops que vive tranquilo con su hija en su retiro y que levanta troncos con el hombro (literalmente). La excusa del secuestro de su hija a manos de antiguos camaradas para que Matrix vuelva y ayude en una revolución sudamericana es lo de menos. Lo que importa es que Chuache se encuentra en su medio. A gusto disparando, golpeando y saltando de la rueda de un avión. Con frases no más largas que el eslogan de un anuncio, Chauche reparte estopa como nunca y comienza a labrarse su estrella como héroe de acción. (5/10)

  • EJECUTOR: (1986) con algo más de chicha en su historia y bastantes más páginas de guión que 'Commando', en ésta Chuache es un policía que finge su muerte para acabar con un entramado de mafiosos. Para ello se convierte en uno y saca a relucir su encanto cínico luciendo palmito con trajes de seda. No tarda mucho en ponerse la cazadora de cuero y sacar la metralleta para regocijo de los fans. John Irvin ('Shiner') dirigió esta peculiar cinta de acción con ciertas dosis de cine negro mal acabado. (5/10)

  • DEPREDADOR: (1987) toda una delicia de acción y SyFy dirigida por John McTiernan (que estaba en sus mejores años). Chuache contra un alienígena. La versión de la teniente Ripley pero en la selva centroamericana. Una trepidante muestra de buen cine de aventuras y acción donde Chuache podía lucirse mejor que nunca. De producción impecable y mejor acabado fue el inicio de una saga que acabó mezclándose con otra franquicia, 'Alien' y tuvo hasta reboot en 2011. Chuache no está de Oscar pero nos dejó un peliculón. (8/10)

  • PERSEGUIDO: (1987) producción de bajo coste pero con cierto toque nostálgico. SYFy de andar por casa basada en un cuento de Stephen King. No tuvo mucho trayecto en taquilla pero hoy por hoy se ve con agrado. Cuenta con un Chuache más convencido de contar una historia que de mostrar pecho palomo. Los trajes-chandal son de lo más Pantoja. La rodó Paul Michael Glaser (sí...el de los rizos de 'Starky & Hutch'). (6/10)

  • DANKO: (1988) Walter Hill ('Límite 48 horas','Tracición sin límite','Calles de fuego') dirigió esta buddy-movie enfrentando a dos tipos de policías. 'Arma letal' había puesto el listón muy alto en cuanto al género de parejas de polis y Chuache se juntó con James Belushi para enmendar esta trepidante cinta de acción con sabor ochentero 100%. Danko fue uno de sus mejores personajes en la década y una lástima que la Perestroika no diera oportunidad a una secuela intercambiando las calles de Chicago por las de Moscú. Los chistes sobre 'Harry el sucio' son impagables. (7/10)

  • LOS GEMELOS GOLPEAN 2 VECES: (1988) su salto a la comedia siendo estrella fue esta descabellada historia de dos gemelos imposibles. Unir a Danny DeVitto, popular esos años por 'Tira a mamá del tren', con Chuache fue un acierto total. Gags a costa de sus tamaños, orígenes y situaciones rocambolescas, hacen que la película dirigida por Ivan Reitman fuera un éxito en taquilla. Recomendable para una tarde tonta de fin de semana. (6/10)

  • DESAFÍO TOTAL: (1990) palabras mayores. Paul Verhoeven, tras su espectacular 'Robocop', se sacó de la chistera esta aventura futurista en Marte con un Chuache por partida doble. Una buena historia basada en un relato de Phillip K. Dick, una producción muy loable y unos secundarios de lujo (Ronny Cox, Michael Ironside y Sharon Stone) hicieron de esta perla de SyFy un bombazo en taquilla y arrasó en los videoclubs. La banda sonora de Jerry Goldsmith ha pasado a la historia. Chuache se encontró muy a gusto y se notaba que estaba en la cresta de la ola. (8/10)

  • POLI DE GUARDERÍA: (1990) de nuevo se alió con Ivan Reitman para perfilar su imagen más familiar como héroe de acción. Una comedia con pequeños tintes de thriller (muy pequeños) que afianzó el estrellato del actor en la comedia familiar. No hay historia o trama, lo que nos gusta es ver el contraste entre Chuache y un montón de críos de guardería. Otro bombazo en los videoclubs. (6/10)

  • TERMINATOR 2: (1991) y llegamos a su cenit, a su canto del cisne. La película por la que siempre será recordado Chuache. Sus mejores escenas, "frases lapidarias" y visualmente presentado está en esta fabulosa secuela de James Cameron que dio el 100% en todos los aspectos (guión, desarrollo, efectos especiales...). Una delicia de cine de acción que ponía en lo más alto a Chuache. Desde entonces no ha vuelto a tener un éxito de ese calibre y es difícil que lo vuelva a repetir. De obligada visión (aunque sea la decimonovena vez...) (9/10)

Este ha sido nuestro más sentido homenaje y repaso a uno de nuestros iconos de la infancia. Un héroe de acción de los 80's como nos gustaba. Deseamos y esperamos que sus próximos films nos devuelvan al menos parte de aquel carisma que Chuache, nuestro querido Chuache, tenía en cada plano frente a la cámara.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado el especial y bueno, qué voy a decir yo, que adoro a Chuache sobre todas las cosas. Ya no hay actores de acción como los de los 80.

    ResponderEliminar
  2. Los análisis están bien, aunque al final lo de "Chuache" resulta cansino...Lo poco gusta y lo mucho cansa.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.