ALF [La Tele de los 80]

Vale. ¿Qué harían si una nave espacial se estrellara justo en el patio de atrás de casa? Seguramente, llamar a la policía o, si tuvieran una cámara de vídeo a mano, a los de 'ImpactoTV'. Sin embargo, si vivieran en una sitcom lo más seguro es que hicieran lo que los Tanner: ocultarlo en la cocina y disfrutar de años de carcajadas con sus ocurrencias.

Éste es, a grandes rasgos, el argumento de 'ALF' (siglas de Alien Life Form). Y es que el pequeño y velludo alienígena, originario del planeta Melmac, incrusta su nave por accidente en la casa de la típica familia norteamericana y, ante la imposibilidad de repararla (y teniendo en cuenta que además su planeta ha estallado, igualito que a Superman), opta por permanecer entre ellos como uno más del clan, sin que los vecinos más próximos se den cuenta de que hay un nuevo habitante en el barrio. Durante cuatro temporadas, desde 1986, ALF alegró la hasta entonces monótona vida de los Tanner. Hasta que en 1990, en un episodio especial, Rhonda y Skip, otros dos nativos del planeta Melmac, lo encontraban y lo invitaban a ...






...acompañarlos en la colonización de un nuevo planeta. Una oferta de lo más acertada, teniendo en cuenta que, por fin, el gobierno americano se había percatado de su presencia y había enviado una fuerza especial para capturarlo...y que los índices de audiencia ya no eran los de antes.


En sus primeros años en antena, ALF se colocó entre los 15 programas más vistos de televisión. Tanto fue así, que la NBC (productora de la serie) lanzó toda una campaña de merchandising basada en su muñeco protagonista -cuya voz en la versión original pertenecía a Paul Fusco y en cuya piel peluda se metía un hombrecillo llamado Michu Meszaros, en las escenas que tenía que caminar-. 


La cadena llegó hasta a publicar la biografía oficial del alienígena. En ella se decía que ALF tenía 229 años, que había ido a la escuela durante 122 y que se había graduado en software, además de ser el capitán del equipo bouillabaisseball, un deporte muy popular en Melmac. Entre sus oficios se encontraba el de modelo masculino a tiempo parcial y entre sus hobbies, el de devorar gatos (de hecho, el único que no era feliz con la presencia de ALF en el hogar de los Tanner, era Lucky, su minimo, al que con frecuencia se le veía escabullirse de la habitación cada vez que entraba el alienígena).


Lo mejor de ALF eran sus rápidas réplicas y su afilado humor. Un buen eemplo de las mismas es esta perla que el suelta en uno de los episodios a Willie, el padre de los Tanner: "Tengo caspa más antigua que tu país". Y sobre todo su sarcástica risa (en la versión doblada). 

Hoy por hoy,la serie no aguanta un revisonado. Sus constantes risas enlatadas torpedean mucho el recuerdo que teníamos del peludo extraterrestre y sus dos últimas temporadas son bastante difíciles de soportar sin una buena dosis de café. Aún así, este cachondo alienígena está en nuestro recuerdo ochentero.


VALORACIÓN: 7/10

Curiosidades Seriéfilas

  • El verdadero nombre del ALF en la serie es Gordon Shumway.
  • Paul Fusco (voz original del ALF) participó en los guiones de los 100 episodios de la serie y dirigió seis capítulos.
  • El título de cada episodio es también el nombre de una canción. Cada uno es relevante para la trama del episodio.
  • El episodio final ("Considere Me Gone") pretendía ser un cliffhanger. En el momento en que fue filmada, NBC todavía estaba en el aire sobre si el programa sería cancelado. El formato del melodrama fue pensado para ayudar a persuadir a NBC para dar al espectáculo  una oportunidad más, aunque sólo sea para resolver el "To Be Continued" final. Seis años después, la película para televisión 'ALF: La película' (1996), que basaba su trama en la nunca realizada quinta temporada, finalmente trajo el cierre, a pesar de la falta de el elenco humano original.
  • Antes de su lanzamiento en la NBC, el estudio Walt Disney hizo una oferta para comprar la serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.