JUPITER ASCENDING [CINE]

Una persona sin saberlo tiene el destino de La Tierra en sus manos. Seres que nos controlan y manejan a su antojo, deciden sobre nosotros sin que sepamos de su existencia. Borran y modifican nuestros recuerdos, nos mantienen con vida para utilizarnos como una cosecha de la cual conseguir su energía para seguir viviendo. Esa persona que tiene el destino de nuestra raza será eliminada por los seres que nos dominan...¿'Matrix'? ¿Estamos hablando de 'Matrix'? Pues no, pero los Hermanos Wachowski han creído oportuno que si una vez funcionó esa trama quizás volviera a suceder con 'Jupiter ascending', a cuyo preestreno asistimos gracias a SensaCine. Traducida en España como 'El destino de Júpiter', no vaya a ser que nos perdamos en la trama, los Wachowski han vuelto a tropezar en la misma piedra con la que se inmolaron con 'Speed racer'. Sus coqueteos con la Ciencia Ficción se pueden dividir entre el acercamiento serio y adulto o la dejadez absoluta por la grandilocuencia mas injustificada. 'Matrix' solo sucedió una vez, fue su canto del cisne y llevarán esa losa por los siglos. Fue un gran logro en la SyFy, bien es cierto. 'Speed racer' fue un disparate de proporciones astronómicas sólo apto para mentes inquietas e insatisfechas después de una fiesta rave. Con 'Atlas de las nubes', intentaron volver a la Ciencia Ficción seria y con mensaje trascendental, no cuajó entre el público que esperaba más cohetes y fuegos artificiales, pero dejó algo de interés en su historia. Ahora, con 'Jupiter ascending' han vuelto a sacar del baúl sus juguetes preferidos. Petardos, bengalas y mucha cámara lenta (cómo gusta hoy en día darle al slow motion a los de los efectos especiales...). 

Una historia pueril y que roza por momentos la vergüenza ajena, salta de un lado a otro sin prestar la más mínima atención por la trama. Personajes que...




...entran y desaparecen sin explicación. Motivaciones sin dilucidar, frases lapidarias que recuerdan a los macho-men de 'Top Gun' y un sinfín de sinsentidos llenan la pantalla a golpe de F/X, explosiones e imposible encuadres para justificar un 3D que apesta a circo ambulante. La justificación de saturar de escenas de acción, con efectos especiales a troche y moche no es otra que la falta de guión y de una buena historia que sustente este desorbitado viaje interestelar que los Wachowski han creído oportuno "regalarnos" para nuestros sentidos. Ellos, que saben más que nadie lo que el público quiere, han trufado el supuesto guión del film con un derroche de fanfarronería, clichés de adolescentes con tendencia a tocarse el acné, personajes tan planos como la nómina de un controlador aéreo en el aeropuerto de Castellón y un poso de referencias a otros films que duele hasta recordarlos.


Trazas de 'El quinto elemento' (Luc Besson) salpican esta locura de los Wachowski. Su iconografía y ciertos personajes nos recuerdan a la aventura planetaria de Bruce Willis. No dudan estos dos hermanos en plantarnos en pantalla escenas imposibles con batallitas cósmicas, peleas dignas de 'Hora de aventuras' y un desdén absoluto por conferir algo de credibilidad en lo que nos cuentan. Nada parece importarles, sólo están deseando que las cuatro frases repartidas entre sus personajes terminen lo antes posible para comenzar a pegar tiros, brincos y aumentar así el dolor de cabeza que causan las gafas 3D cuando en pantalla no distingues a los malos de la cabeza del espectador que está delante de ti.


Justificar sus aparatosos F/X para salvar este amasijo de incongruencias tampoco es una defensa muy lograda. Planos y decorados que bien parecen sacados de las tomas falsas de la trilogía de 'Star Wars' (la mala, claro...), lugares que uno no sabe bien ubicar pues los personajes saltan de escenario a escenario con la misma rapidez que nuestras neuronas comienzan a pedir RedBull. Uno se pregunta si el cine de hoy en día es lo que nos merecemos. 'Jupiter ascending' es el ejemplo perfecto del cine de palomitas que nos meten con calzador desde hace una década. Aparatoso, excesivo, sin trama, con tópicos tan manidos como casposos, saturado de captura de movimiento en vez de capturar algo de inteligencia. Sin duda, el film es solo apto para el consumo y disfrute de palomitas, pues es lo único que uno se puedo llevar al cuerpo.


Channig Tatum y Mila Kunis hacen lo que pueden, es decir...nada. No hay química entre ellos pues no hay consistencia en el guión. Una pasión impuesta a golpe de chiste fácil, frases oídas en algún probador de 'Bershka' y con la sensación terrible de que estamos ante un nuevo inicio de romance cinematográfico a lo 'Crepúsculo'. Es lo que tiene al mezclar en dos horas ingeniería genética, hombres lobos, viajes interplanetarios, dinosaurios parlantes y retazos de 'Juego de tronos'. Él es una mezcla de Star Lord de 'Guardianes de la galaxia' y un fauno de 'Las crónicas de Narnia', mientras que ella tiene bastante con sujetarse el pelo de la coleta. Un sin Dios que hace que el espectador sienta como sus glúteos piden a gritos que los rescates de la butaca y busques la salida más cercana para darles alivio. Espiritual y carnal.


Los Wachowski han logrado lo imposible. Superarse así mismos y dejar a 'Speed racer' como una gran película si la comparamos con este disparate que ha tardado casi un año en estrenarse. Seguramente sería para darle unos retoques al guión. Queda para nuestra cansada retina el gusto por ver en pantalla a Sean Bean y adivinar en qué momento estirará la pata de nuevo...o no. Por cierto, la escena que comparte con Mila Kunis y un enjambre de abejas es para enmarcar por el nivel de estupidez que se alcanza, la frase "las abejas reconocen a la realeza" pasará a la historia. Como consejo, no os hagáis muchas preguntas de dónde se han metido ciertos personajes que aparecen al principio del film y parecen tener algo que ver en la trama, o porqué en ciertas escenas lo que antes te explican luego no sucede o vale, tampoco indaguéis en elucubrar las motivaciones de los malos, su manera de proceder o los tediosos y repetitivos monólogos que se marcan antes de que el consabido héroe llegue a salvar a la chica. Una vez cuela, dos mosquea...pero hasta tres veces ya nos parece más desproporcionado que el miembro de Michael Fassbender. Tanto climax excesivo no causa tensión, solo unas infinitas ganas de salir corriendo del cine, coger de la mano a la acomodadora y recorrer el mundo como si no hubiera un mañana.


Sin duda estamos ante una de las peores películas del año. Sin dirección, sin guión, sin sentido, sin chispa, sin tensión, sin trama, sin explicación alguna que justifique el precio abusivo de la entrada. Menos mal que tuvimos la oportunidad de visionarla mediante invitación en el preestreno...pero ni por esas se puede defender. No hay impuesto revolucionario bloggero que pueda justificar la defensa de este engendro disparatado que se han marcado los Wachowski. Esa noche, tras el preestreno, al llegar a casa, puse los ojos en la carátula de 'Matrix' y derramé una lágrima...



VALORACIÓN: 2/10

OTRAS CRÍTICAS DE "JUPITER ASCENDING"


5 comentarios:

  1. Lo bueno que tiene esta película es, porque me fío completamente de tu criterio, que parece ofrecer lo mismo que se ve en el tráiler.

    No hay engaños de ningún tipo.

    Ya que has rescatado el tema del ?Atlas en las Nubes', sigo sin saber si vi una obra maestra que no aprecié o una película pretenciosa a más no poder.

    ResponderEliminar
  2. Pues si que te has quedado a gusto. Yo ya no le tenía muchas ganas y, el mayor interés que tenía era saber si por fin veríamos el esperado tráiler de #BatmanVSuperman. Una vez perdido ese aliciente y, tras haber leído tu crítica, creo que optaré por mejores opciones y la dejaré para alguna tarde de asueto cuando esté disponible en formato doméstico.

    Muy buena crítica compañero.

    @Ociopalabras

    ResponderEliminar
  3. Pésima reseña de la película. Pero eso pasa por tener la mente tan pequeña y hermética. La película habla sobre la comprensión de la raza humana con o sin virtudes; de la aceptación de lo qué se es y de quién somos y aún sabiéndolo no limitarnos o enriquecernos el ego para seguir luchando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin haberla visto todavía, he de decir que me ha llamado la atención tu comentario. Más que nada porque ya he leído más de 10 reseñas del film y ninguno ha encontrado nada bueno que destacar en él. ¿Será que todos tienen la mente pequeña? O, peor aún, ¿hay que ser un iluminado o superdotado para entender y disfrutar la película?

      @Ociopalabras

      Eliminar
  4. No puedo creer que encontré a alguien que le dio menos puntaje que yo. Para mi también la parte más destacada es que no pagué mi propia entrada, o me hubiera inmolado ahi mismo en plena sala.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas de este artículo? Escribe tu opinión Cinéfila.