Mostrando entradas con la etiqueta 1981. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1981. Mostrar todas las entradas

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA: 35 AÑOS DE UN HÉROE DE PELÍCULA [CINE]

Cuando se cumplen 35 años de su estreno, viene bien hacer memoria de uno de los hitos del cine: 'En busca del Arca Perdida'. Hay ciertos momentos en la historia del cine, fechas e instantes cruciales que marcan un antes y un después en su magia, en su modo de hacernos entender el cine como espectáculo de evasión. Motor de fantasía y fábrica de sueños se aúnan muy pocas veces de manera tan rotunda. En los últimos 40 años dos nombres han ido ligados a esta definición como sello inigualable de una manera de crear cine que mezclaba los elementos clásicos del cine más académico con la esencia misma del asombro, la imaginación y el más difícil todavía: Steven Spielberg y George Lucas.

No se puede entender el cine actual sin estos dos monstruos (con sus baches y manías) que a base de devorar cine de los años 40, 50 y 60 nos devolvieron las ganas de divertirnos, la ilusión de un niño y la desbordante fuerza de la imaginación hecha imágenes. Son la conjunción perfecta en el cine espectáculo, sin obviar una buena historia de fondo (primordial para que esa magia funcione) y...





EXCALIBUR [CINE]

El género de espada y brujería siempre se ha relacionado con films como 'Conan, el bárbaro' (1982) aunque sin duda el mayor título que puede encabezar este género de aventuras es 'Excalibur'. Hubo anteriores intentos por llevar el fantástico mito de las leyendas artúricas al cine ('Los caballeros del Rey Arturo', 1953 Richard Thorpe; 'Camelot', 1967 Joshua Logan; 'El príncipe Valiente', 1954 Henry Hathaway) o actuales versiones del mismo ('Rey Arturo', 2008 Antoine Fuqua; 'La última legión', 2007 Dog Lefler). Incluso la Disney se atrevió con una simpática versión en 1963, 'Merlín el encantador'. Pero ninguna ha llegado a captar la épica, el misticismo y la evocadora atmósfera de aquellos caballeros descritos en la literatura como lo hizo el film de John Boorman. Bienvenidos a los tiempos oscuros...