Mostrando entradas con la etiqueta Carmen Machi. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Carmen Machi. Mostrar todas las entradas

MI GRAN NOCHE [CINE]

Poco o nada queda ya de aquel Alex de la Iglesia que sorprendía ('La comunidad'), que nos hacía reír ('El día de la bestia'), que nos encantaba ('Acción mutante') o que simplemente nos arrastraba al cine por el mero hecho de aparecer su nombre en los títulos de crédito ('Crimen Ferpecto'). Han quedado atrás aquellos años donde su nombre iba relacionado con el tono canallesco de la comedia, el bufón irreverente al que se le permitía todo con el beneplácito de nuestra complicidad, el esperpento como salida de escape de una comedia española anquilosada en enredos de pareja, medios tiempos y repetición de tramas. Alex de la Iglesia nos ofrecía otro tipo de comedia, más cercana al esperpento...






OCHO APELLIDOS VASCOS [CRÍTICAEXPRESS]

Sin duda el fenómeno mediático en nuestras pantallas. Más allá de su desproporcionado éxito (inapelable el factor boca-oreja entre el público), la nueva comedia de E. M. Lázaro ('El otro lado de la cama', 'Las 13 rosas') es sin duda una muestra de la necesidad que tenemos en España de reír. De olvidarnos de todos los sin sabores que esta época maldita de crisis nos está haciendo padecer. Un bocado fresco de risas que parte de la premisa (tópica) de chico conoce chica con diferencias irreconciliables. Vaya por delante que sin ser una película que enganche (pues su lenguaje y desarrollo es convencional y predecible desde el minuto uno) se deja ver con una sonrisa de soslayo. Un guión de Borja Cobeaga ('Pagafantas') que explota mucho más que en aquella su humor grueso sobre los tópicos vascos y andaluces. Un supuesto choque de culturas que augura más de lo que vamos a encontrar. Queda por tanto constancia que en España también sabemos hacer "Hypes" en el cine. No es novedosa, no es original y no es la comedia española definitiva como muchos han querido vendernos. Eso sí, nos deja la grata noticia de un Dani Rovira que explota como actor lejos de sus geniales monólogos (aunque el film se nutre de muchos gags y chistes del comediante). Lo mejor sin duda es un Karra Elejalde que pide a gritos que le den más papeles en comedia. Por lo demás, un film sencillo con inicio, desenlace y conclusión más predecible de lo que hubiéramos deseado.
VALORACIÓN: 5 / 10