Mostrando entradas con la etiqueta Richard Armitage. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Richard Armitage. Mostrar todas las entradas

HANNIBAL: Season 3: FIN DE FIESTA, BANQUETE Y ORGÍA VISUAL [ESPECIALES]

Sin duda ha sido el evento del año en cuanto a series de TV. Digan lo que digan sobre otros estrenos en la caja catódica, héroes marvelianos, rápidos adolescentes, zombies con precuela, reinos de poniente y demás criaturas de esta maravillosa generación de series que estamos viviendo, ha sido 'Hannibal' y su espectacular tercera temporada la que ha marcado el cenit visual este año frente a la pequeña pantalla. Las deliciosas y perversas andanzas de nuestro amado doctor Hannibal Lecter han llegado a un momento de sublime belleza morbosa que ha desbordado todas nuestras espectativas creadas con las dos anteriores temporadas. Un desarrollo y final de temporada que roza lo épico, lo bello y lo morboso a partes iguales sin deteriorar el conjunto final al no declinarse por ninguna de ellas. Un collage escénico de alto contenido que motiva al espectador a profundizar aún más en la mente de uno de los mejores personajes ficticios creados en los últimos 30 años. Lecter es el...

EL HOBBIT: LA BATALLA DE LOS CINCO EJÉRCITOS [CINE]

Por fin llegó el fin de fiesta creado e ideado por Peter Jackson tras tres años de esperanzas puestas en la nueva fábula tolkeniana que nos tenía preparada. Seamos justos y digamos al menos que ha sido una aventura entretenida a ratos y decepcionante en muchos otros. Si bien es cierto que para empezar nunca estuvimos de acuerdo en que se tratara la novela corta de Tolkien como una trilogía, no podemos achacar toda la culpa de nuestra decepción a Jackson. 

Nosotros mismos teníamos en alza muchas expectativas que no se han llegado a cumplir. La sombra alargada y poderosa de la trilogía de ESDLA era imposible de igualar. El mayor error del director neozelandés ha sido ese, intentar emular en todos los sentidos y formas la anterior adaptación. Imposible. Ha caído en el ego imperdonable de creerse...